Vestido negro la pieza básica por excelencia

El vestido negro o “Little Black Dress”, como se le conoce en todo el mundo desde que Coco Chanel lo popularizó en la década de los 20, es una pieza básica del guardarropa de toda mujer tanto si vive las tendencias como no.

Es una pieza fundamental, el rey de los básicos y como nunca deja de estar a la moda, el vestido negro se integra con mucha facilidad en el estilo de cada mujer, su éxito reside en su versatilidad para adaptarse a cada gusto.

Por ello la clave para darle un uso apropiado está en saber combinarlo con complementos de manera acertada. Incluso pudiendo un mismo vestido parecer varios vestidos diferentes.

  1. Con tacones altos ya se logra el primer in.
  2. Las perlas son el acompañante por tradición y siguen siendo una increíble opción.
  3. La bisutería en metálico aporta elegancia y glamour además de un look más moderno.
  4. Un clutch, solo eso sin nada más, pero hay que elegir uno que se destaque dentro del look.
  5. El cabello suelto o en moño, pero debidamente arreglado siempre aporta puntos.
  6. No usar zapatos blancos con vestido negro, puede parecer obvio pero no está de más recordarlo.
  7. Hay que tener cuidado en el uso de las chaquetas, los blazers van bien, las chaquetas de invierno no.

Tu estilo es el que marca la diferencia en el uso de este básico. Deja que tu interior brille al expresarlo en un outfit, usa el vestido negro como base y agregale o quítale para crear tu propia tendencia.

Adquiere el vestido de la modelo haciendo click aquí

Deja un comentario